Published On: Mié, Ene 8th, 2020

Alpedrete 2020

Francisco Javier Garcia Centeno es concejal de Unidas Izquierda Unida – Republicanos

Aunque esto que escribo, está pequeña reflexión sobre mi pueblo, no es fruto de unas sensaciones momentáneas sino que son ideas e impresiones largamente maduradas, no puedo evitar que, me pongo a escribirlo el seis de enero, la situación vivida ayer, y antes de ayer, en el Congreso de los Diputados con motivo de la posible investidura del Presidente de Gobierno influya en lo que voy a expresar ahora, en este momento, en este día en el que los pequeños de cada casa, de los que tienen casa, que no son todos desgraciadamente, reciben sus regalos de acuerdo a la tradición de cada hogar.

En la sede parlamentaria de España, o del Estado Español y que cada cual lo llame como quiera o sienta, hemos podido ver cuál es la verdadera faz de la derecha política española, una derecha blanqueada por una transición política, del nacional catolicismo a la democracia formal, de la férrea dictadura a las mínimas libertades, que se hizo en unas condiciones marcadas por la existencia de un ejército vencedor en la guerra contra el pueblo español y unas fuerzas de seguridad, Policía Armada y Guardia Civil, que habían sido el elemento represor del franquismo, que permitió a la derecha política española participar en el nuevo régimen político sin pasar por el proceso de desnacificación, que tuvieron que pasar los cientos de miles de alemanes, puede que millones, que participaron activamente en la Administración Nacional Socialista, y que más allá de los penalmente afectados, unos pocos miles, fueron apartados de la actividad política. También los colaboradores necesarios del fascismo italiano sufrieron un proceso análogo y la derecha italiana, la Democracia Cristiana, pudo exhibir con orgullo su pasado antifascista. En Francia, los colaboracionistas, con un héroe de la Primera Guerra Mundial a la cabeza, el mariscal Petain, fueron expulsados del sistema político. El cuarto miembro de ese siniestro grupo murió en loor, y en muchos casos hedor, de multitudes, siendo centenares de miles, sin que nadie les obligara, los que soportaron eternas colas para dar su último adiós al dictador, y millones los que lloraron, muy sinceramente, su desaparición. No es el objetivo de esta reflexión, ese es un trabajo más complejo, hacer un análisis de lo que fue la Transición. Pero el dato objetivo es este: Un año y medio después de haber llorado y pataleado por la muerte de Franco millones de españoles se tornaron en “demócratas de toda la vida” capaces de defender hasta sus últimas consecuencias las libertades y la Constitución. En el Pleno de Investidura, la derecha española, tácticamente dividida en tres, recuperó su veradera imagen, Inés Arrimadas se puso el traje de la Sección Femenina, Pablo Casado los tirantes de Fraga y Santiago Abascal intentó subirse a Babieca, para dejarnos claro que la democracia consiste en que sean ellos, y solo ellos, los que detenten el poder político, añorando los tiempos en los que la lucha política se daba entre los azules de Falange y los tecnócratas del Opus Dei.

El PP es el PP, en España, en la Comunidad de Madrid y en Alpedrete. No tenemos, no los hay, diferencias significativas que nos permitan pensar que el Partido Popular en Alpedrete sea algo distinto del PP Madrileño, con una Isabel Díaz Ayuso que se califica a sí misma, y un PP Nacional que se mueve al grito de ¡Pablo y Cierra España! Sin embargo si hay una situación política que tiene, en Alpedrete, una cierta singularidad.

El PP de Alpedrete llegó a la alcaldía mediante un pacto de investidura con C’s (formación política sin ninguna implantación en Alpedrete y que obtuvo tres concejales gracias al tirón electoral que tenía, repito tenía, Albert Rivera), UNPA (formación de carácter estrictamente municipalista que con dos votos menos que C’s obtuvo dos concejales y que había participado en el anterior equipo de gobierno). En total el alcalde contaba con nueve concejales, de los diecisiete que compone la corporación, es decir fue investido por mayoría absoluta. En la oposición: PSOE (Tres concejales) Alpedrete Puede (Partido de carácter municipal, continuador de la Agrupación de Electores que se presentó, y ganó, en 2015, creada por iniciativa del círculo Podemos de Alpedrete pero que hoy no tiene vinculación orgánica con ninguna estructura exterior a Alpedrete, con dos concejales) Y nosotras la Coalición Unidas IU-RPS, que nos presentamos bajo el paraguas del acuerdo electoral UNIDAS PODEMOS, con un concejal), en total seis concejales. Hay que hacer notar, para completar el cuadro que VOX obtuvo dos concejales, pero uno de ellos, a día de hoy, está en el grupo de no adscritos, técnicamente estos dos concejales están en la oposición, y en alguna ocasión alguno de ellos ha votado con nosotras, pero ideológicamente están más cerca del equipo de gobierno.

Las contradicciones en ese equipo inicial de gobierno se pusieron de manifiesto en seguida como demostró el hecho de ser incapaces de elaborar un programa de gobierno. Además las medidas del equipo de gobierno, más allá de la ridícula recuperación de una desproporcionada bandera que solo puede ondear los días de sol sin viento, para no poner en peligro al mástil o a los viandantes, tenían como única dirección revertir todas y cada una de las medidas adoptadas por el equipo de gobierno anterior. Tenemos que deducir que las contradicciones internas han sido enormes y además la situación no parecía abocarse a la reversión sino más bien a la agudización. En ese contexto el alcalde tomó una determinación sin medir las consecuencias, expulsó a UNPA, sin ninguna clase de explicaciones, más allá de una vaga “pérdida de confianza” y se quedó en minoría.

A día de hoy el alcalde de Alpedrete cuenta con el apoyo, de momento, de los otros tres concejales del PP y de los tres concejales de C’s. que, a tenor de los sucesivos resultados electorales, se representan poco más que a sí mismos. Y oficialmente nada más.

La Oposición somos, siempre con la duda de la Concejala de Vox y del Concejal no adscrito, ocho concejale/as, es decir mayoría. Estamos en puerta de uno de los debates más importantes del año, el debate presupuestario. De nosotras depende que podamos revertir el, con toda seguridad, carácter reaccionario, antisocial, machista, despreciador de la cultura, enemigo de la participación ciudadana y depredador del medio ambiente que tendrán, y han de tenerlo porque esa es su ideología, los presupuestos del PP-C`s, o que les obliguemos a aprobarlos con el concurso activo de la extrema derecha.

Y debe quedar claro, para la izquierda de Alpedrete, que quien apoye los presupuestos de Alpedrete estará apoyando a aquellos que alto y claro están llamando traidor a España a Pedro Sánchez, candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno de España. Nosotras somos coherentes con los gobiernos que apoyamos. Esperemos que lo sean todos.

Suscríbete al boletín

Suscríbete a nuestro boletín electrónico y mantente al dia de todas las noticias de la Sierra. Al suscribirte aceptas nuestra Política de Privacidad