Published On: Sáb, Mar 14th, 2020

La Marea Blanca se posiciona ante la crisis provocada por el Coronavirus y sus pruebas de estrés

“Modelo para mimar, fortalecer, seguir encumbrando y alimentando”: Así define a nuestra Sanidad Pública la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP – Marea Blanca). Sin duda se trata de uno de los mejores sistemas sanitarios públicos del mundo.

En opinión de la Marea Blanca, la crisis que está provocando el coronavirus ha activado tensas pruebas de estrés en muchos elementos:

1.- modelo político,

2.- Sanidad Pública – sanidad privada,

3.- profesionales y

4.- también ciudadanía, en su papel de pueblo soberano.

Modelo Político

Desde la Marea Blanca siempre han rechazado de plano las políticas
encaminadas a fortalecer modelos sanitarios especulativos que chupaban dinero público destinado a la Sanidad Pública.

“Seguimos diciendo que la única posibilidad para un país es la Sanidad Pública, la que garantiza Salud para todos por orden constitucional y obligación democrática; la única que puede coordinar todos los aspectos de la misma” – comentan desde La Marea Blanca

Sanidad Pública – sanidad privada

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid siempre ha denunciado que la sanidad privada está siendo mantenida por la Sanidad Pública, es decir, mantenida por el pueblo y sus tributos. En Madrid, calculan que sobre un 45 % de la financiación sanitaria va a las empresas de salud.

La prueba de estrés provocada por esta crisis, a juicio de MEDSAP, saca a la luz:

1.- inversores que ven sus grandes oportunidades de negocio en el espacio sanitario público;

2.- un mercado de interés que provee de clientela fija a la que manejan sólo para beneficio económico propio;

3.- que rechazan lo no rentable, por tanto, no aceptan a ancianos,
dependientes, crónicos, operaciones de alto riesgo; no quieren coronavirus entre ellos, salvo que les aseguren pingües beneficios a futuro.

La Marea Blanca opina que Isabel D. Ayuso declara que van a pedir la implicación de la sanidad privada en la dilución de esta crisis por miedo a que reviente el sistema adelgazado por ellos. Y se preguntan ¿Qué trama?

Pero esto no acaba aquí. Ha al frente del Servicios de urgencias y emergencias a Antonio Burgueño, quien en opinión de MEDSAP “supone un cáncer para el modelo público, y es rechazado por colectivos profesionales y civiles defensores de la Sanidad Pública. Insulta a todos; está muy clara su intención, seguir manteniendo su plan a pesar del enorme dolor de pacientes, de la angustia de profesionales, de la descomposición de las familias”.

Marea Blanca de Febrero

Profesionales

Como comentan desde Marea Blanca, nuestros profesionales sanitarios están dando la talla.

Ahora bien, ¿a costa de qué? se preguntan.

Pues de pérdida abrupta de derechos; obligados a suspender todos sus movimientos y poniéndose a disposición marcial por necesidad de la epidemia.

El austericidio ha echado profesionales a paletadas y precarizando condiciones laborales provocando dispersión de personal muy formado hacía otros países o incluso hacia la sanidad privada que, salvo excepciones, también los precariza.

Marea Blanca extiende esta reflexión también al personal no sanitario: como personal de mantenimiento, lavanderías, laboratorios, limpieza, hostelería, celadores y un largo etcétera que se pusieron en manos privadas (al privatizarse su gestión en los hospitales públicos) y que son ahora imprescindibles para salir de este hoyo.

El personal de la Sanidad Pública, tiene que estar a disposición en todo momento, carece de posibilidad de atender a hijos o mayores; Para el caso de que una pareja, sean ambos sanitarios, se les ha llegado a decir que se busquen la vida cuando necesitan cuidar a su familia en cumplimiento de todo el operativo de cierres y aislamientos.
MEDSAP considera que, dadas las condiciones de catástrofe sanitaria:

1.- se requiere la nacionalización de todos los servicios sanitarios privados bajo férreo control de organismo de inspección público.

2.- Agradecen a los profesionales que están en cabecera su dedicación y profesionalidad.

3.- Exigen que, de manera inmediata, se den soluciones acordes y se dejen ya de contrataciones al detalle para casos puntuales, de contratos precarios y eventuales.

Ciudadanía

Finamente, para la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, la crisis provocada por el Coronavirus es una gran prueba de estrés para reflexión colectiva de la ciudadanía. “tenemos que llamar a la conciencia ciudadana a la responsabilidad; no podemos permitirnos que sigan degradando el valor de la democracia, asentada sobre la soberanía del pueblo; hemos informado hasta la saciedad lo que suponía un servicio público, las derivaciones, concesiones, las razones del austericidio montado en la falsedad, etcétera; el MODELO MIXTO NO DA SOLUCIONES, tiene muchos obstáculos, deficiencias, trampas, blindajes en el camino. ¡La ciudadanía tiene un deber que cumplir! – dicen desde la Marea Blanca.

En definitiva

En definitiva, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid considera que la sociedad debe mirar el objetivo desde su función soberana, defender con contundencia el modelo sanitario público de gestión directa sin intervención del mercado; la mortífera prueba de estrés ha dado suficientes argumentos para ver que hay una gran oportunidad para el rescate de uno de los más importantes servicios públicos. O lo salvamos o podemos sufrir de incompetencia democrática para siempre.

Terminan con una reflexión: ¡EL LOBO QUE ANUNCIAMOS NO HA SIDO DE CUENTO, SINO DE TERRIBLE REALIDAD!

¡LA SANIDAD PÚBLICA NO SE VENDE, SE DEFIENDE!

Suscríbete al boletín

Suscríbete a nuestro boletín electrónico y mantente al dia de todas las noticias de la Sierra. Al suscribirte aceptas nuestra Política de Privacidad